La Ciencia y sus protagonistas olvidadas

Hoy, 11 de febrero, se celebra el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, con el que Naciones Unidas pretende “[…] promover la participación plena y en condiciones de igualdad de las mujeres y las niñas en la educación, la capacitación, el empleo y los procesos de adopción de decisiones en la ciencia, […] alentar una mayor participación de las mujeres y las niñas, promover las perspectivas de carrera de las mujeres en la ciencia y reconocer los logros de las mujeres en la ciencia.”

Te propongo una pequeña actividad, amigo lector: salgamos a la calle y pidamos a la gente que nos diga el nombre de 5 grandes científicas. ¿Cual será el resultado? Seguramente todo el mundo nombre a Marie Curie, gran referente de mujer científica… y posiblemente ahí nos quedemos, con el listado incompleto. No ocurrirá los mismo si pedimos el nombre de 5 grandes hombres científicos. Podemos imaginar de antemano quiénes destacarán entre los más nombrados: Newton, Einstein, Darwin, Galileo, Copérnico, Ramón y Cajal, Tesla, Pasteur… Con mayor o menor dificultad, cualquier persona con un mínimo de cultura podrá darnos los 5 nombres. ¿Por qué no ocurre lo mismo con las científicas? Daría la sensación de que no hay grandes mujeres científicas. Nada más lejos de la realidad.

Rosalind Franklin, Jocelyn Bell, Lynn Margulis, Hipatia de Alejandría, Ada Lovelace, Sophie Germain, Marie Curie, Lise Meitner, Henrietta Leavitt, Caroline Herschel, Jocelyn Bell, Barbara McClintock, Margaret Harwood, Sofia Kovalevskaya, Ada Yonath, Laura Bassi, Grace Hopper, Annie Cannon, Jane Goodall… Son mujeres que han escrito grandes páginas en todas las ramas del saber científico y tecnológico: matemáticas, genética, astronomía, etología, computación, citología, física nuclear… Algunas, como Margulis, Curie o Goodall, son grandes referentes en sus disciplinas. Pero otras, además de tener que superar grandes barreras para realizar su trabajo, se vieron relegadas a un injusto olvido.

Tal vez el caso más sangrante sea el de Rosalind Franklin. Su papel fue fundamental en el descubrimiento de la estructura en doble hélice del ADN, al ser autora de las imágenes por difracción de rayos X que revelaron esta estructura. No hablamos de cualquier cosa: la doble hélice es uno de los símbolos por excelencia de la Ciencia. Sin embargo, todo el mérito y el reconocimiento se lo llevaron Watson, Crick y Wilkins (recibieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962), mientras que Franklin, fallecida en 1958, no ha tenido el merecido reconocimiento hasta estos últimos años.

Si tienes un smartphone, te conectas a internet por WiFi, o viajas guiado por un GPS, debes saber que le debes mucho a Hedy Lamarr. ¿Te suena el nombre? Por supuesto: seguramente la has visto en su papel protagonista en uno de los grandes clásicos de Hollywood: "Sansón y Dalila" (1949). La que fuera considerada como la mujer más bella de la historia del cine, también ideó un sistema de comunicación secreto de uso militar, cuya base se usaría años más tarde para el desarrollo de las tecnologías de comunicación inalámbrica de la telefonía móvil, el WiFI y el GPS. Pero una vez más, su labor como científica e inventora no tendría reconocimiento hasta después de su muerte.

¿Y qué decir de Margaret Harwood? Fue una de las integrantes del grupo llamado "Las calculadoras de Harvard" o "El harén de Pickering", un grupo de mujeres de la Universidad de Harvard que estudiaron y catalogaron más 10.000 estrellas, sentando las bases de la astronomía moderna. Harwood fue la primera mujer en acceder al Observatorio Mount Wilson (el observatorio más grande del mundo en ese momento), y también fue la primera directora del Observatorio Maria Mitchell en Nantucket, Massachusetts. Sin embargo, sus superiores de Harvard le arrebataron y anularon, días antes de su reconocimiento público, el descubrimiento del asteroide "886 Washingtonia". ¿El motivo? No les pareció oportuno que una mujer pudiera recibir un reconocimiento público por un descubrimiento científico.

Por ello hoy celebramos este día. Para que las mujeres científicas del pasado y el presente tengan su merecido reconocimiento. Y para que las niñas, las científicas del futuro, accedan y participen en la Ciencia de forma plena y equitativa. Porque el mundo necesita a la Ciencia, y la Ciencia necesita que todos, hombre y mujeres, aportemos en igualdad nuestra ilusión, esfuerzo, conocimientos, ingenio y capacidad de innovación. La Ciencia la hacemos entre tod@s.

 

 

 


 Sobre el autor:

David Delgado es Licenciado en Ciencias Biológicas, Diseñador y Divulgador Científico. Es co-fundador de AluCIENCIAnante.

https://www.linkedin.com/in/daviddelgadoigl


Imagen de Freepik.es

Designed by Freepik


 

INSCRIPCIÓN BOLETÍN

Si quieres estar al tanto de las nuevas entradas en el Blog, así como de otras novedades de aluCIENCIAnante, rellena el siguiente formulario y te mantendremos informado mediante nuestro Boletín electrónico.

No compartiremos tu dirección con nadie, y sólo te mantendremos informado de aquello que te interesa. Pero como sabes, es necesario que te informemos de que al suscribirte aceptas nuestra Política de Privacidad.

Powered by MailRelay

Facebook

Aviso legal. Política de privacidad. Política de cookies.